Todos los derechos sobre los contenidos de las colaboraciones (textos, fotografías, vídeos, etc...) pertenecen a sus respectivos autores, queda terminamente prohibido el uso por terceros sin la autorización de los mismos.

AGRUPACIÓN STMA. VIRGEN DE LA SOLEDAD

ORÍGENES DE LA STMA. VIRGEN DE LA SOLEDAD. VENERADA MADRE DE LOS MARRAJOS

La devoción que la ciudad de Cartagena profesa hacia Ntra. Sra. de la Soledad arranca desde el Siglo XIII, con la primera Romería realizada con la imagen (existente en El Calvario) a Santa Lucía, en el año 1.256 (Romería que a través de los siglos aún perdura y cada año, con más devotos y esplendor).

 

En el año 1.605 se procesionan las imágenes de Jesús Nazareno y de la Stma. Virgen de la Soledad en rogativas de agua. Imágenes que pertenecían a la Cofradía del Rosario (anterior al año 1.540) y que con el transcurrir de los años se convertiría en la actual Cofradía Marraja, cuyos Estatutos fueron aprobados en el año 1.663, por el Obispo de Cartagena D. Juan Bravo de Asprilla.

 

En el año 1.704 la imagen de la Soledad sale en procesión de rogativas de agua con el Jesús Nazareno y consta en el archivo municipal que llovió tan abundantemente que, los vecinos de la ciudad, pidieron en diversas ocasiones a la Cofradía el sacar las Sagradas Imágenes, unas veces en rogativas y otras en acción de gracias por las calles de la ciudad. Con el transcurrir de los años, las imágenes del Jesús y la Soledad, gozaban de gran devoción y tenían fama de milagrosas.

 

El 7 de marzo del año 1.759, la imagen de Nuestra Sra. de la Soledad vuelve a salir en rogativas, del Convento de Santo Domingo hasta el de San Diego, donde se celebró un Solemne Novenario en el cual se llegó a gastar la cantidad de 250 reales en cera.

 

En el año 1.761, en la Procesión del Encuentro, después del Sermón del Paso, la imagen mediante un ingenioso mecanismo "movía" los brazos, en ademán de abrazar a Jesús en el instante del Encuentro, lo que consiguientemente producía un emotivo sentimiento entre los fieles que vivían tan impresionante momento.

 

En el año 1.773, Vargas Ponce, nos relata sobre la Procesión del Paso de la Amargura: La Virgen de la Soledad va sin acompañamiento de convite, sólo nazarenos que llegan en todos a unos cuatrocientos, cuatro con cruces y no llevan tropa de plaza.

 

En la Procesión del Santo Entierro del año 1.773, Vargas Ponce y G. Vicent y Portillo, nos cuentan: el último Paso de la Virgen de la Soledad, va precedido de un magnífico estandarte, una bocina, de 205 a 210 parejas de convidados y unos 24 clérigos tambien en dos filas. El elevado número de penitentes, promesas y devotos que atrae este Paso, obliga a que los Comisarios de la Cofradía, encargados de mantener el gobierno de la Procesión, tengan especial cuidado. En las instrucciones sobre el orden de la Procesión, se recordaba al Hermano Mayor que se fuera conteniendo a los acompañantes de la Soledad, para evitar una quiebra, procurando que venga unida toda la Procesión, porque los hermanos que trae la Virgen son muchos y, se procurará el mayorarreglo y cuidado. La Procesión la cierran ocho penitentes y la tropa.

 

En el año 1.782, Vargas Ponce nos comenta una anécdota de los doce clérigos: el Trono de la Soledad va acompañado por 12 clérigos por tanda, que llevan los mismos derechos que cuando asisten a un entierro y, por que un año no quisieron darles velas gordas dejaron la Procesión y convidados al año siguiente no fueron sin capitular los derechos de aquel año y los del anterior - y sigue - cierran la Procesión ocho de junta y tropa, y un inexplicable gentío que estos días acuden a Cartagena de toda la comarca y aún desde Valencia.

Datos extraidos del libro "CORONACIÓN - VII MAYO MCMXCV"

Varios autores